jueves, 6 de diciembre de 2012

Ángeles caidos...

Primero cayó un ángel y después no volví a descubrir ninguno...
Perdí la fé en ellos, ahora sé que no existen, que yo los invento...
 
Debo aprender que sólo yo soy un ángel, los demás son EL DEMONIO...
 
 
 
 
 
 
 

3 comentarios:

TORO SALVAJE dijo...

Y te van a comer....

Anónimo dijo...

¿Quién, si yo gritara, me escucharía entre las órdenes
angélicas? Y aun si de repente algún ángel me apretara contra su corazón, me suprimiría su existencia más fuerte. Pues la belleza no es nada sino el principio de lo terrible, lo que somos apenas capaces de soportar, lo que sólo admiramos porque serenamente desdeña destrozarnos. Todo ángel es terrible.

alma dijo...

El ángel es la confianza en sí con independencia de lo que nos ocurra